Resacamusical – Cuac FM 103.4 (A Coruña)


Forward Russia – Give Me A Wall
octubre 18, 2007, 12:19 pm
Filed under: Crítica, Crítica: Discos
Forward Russia - Give Me A Wall

¡Fordward Russia!

Give Me A Wall

EstrellaEstrella1/2 EstrellaEstrella vac�aEstrella vac�a

El disco debut de ¡Forward Russia!, Give Me A Wall, no deja indiferente a nadie. Es un flechazo/rechazo a primera vista.

La continua ruptura del hilo sonoro plantea un serio desafío al normal o medianamente esperable fluir de cualquier canción que se precie. Es curiosa su insistente terquedad en no aferrarse a un ritmo fijo, creando una amalgama de inconexas supuestas virtuosidades; y es que parece que cada uno va por su lado tocando lo que le viene en gana y cambiando, cada dos o cuatro ciclos, de ritmo.

Esta ruptura es, sin embargo, vertebradora, y su logro más notable; ya que les infiere personalidad y unicidad. Después de unas cuantas (bastantes) escuchas de sus temas se aprecia un cierto sello de autenticidad que permanece invariable a lo largo de los temas. Es aquí donde reside su genialidad, al crear un paisaje sonoro de múltiples variedades cromáticas.

Por otra parte, la titulación de los temas según se fueron componiendo y no con una frase representativa, remarca aún más su afán diferenciador. El álbum se compone de los siguientes temas:

  1. “Thirteen” – 4:02
  2. “Twelve” – 2:14
  3. “Fifteen Part I” – 4:14
  4. “Nine” – 3:56
  5. “Nineteen” – 4:54
  6. “Seventeen” – 4:05
  7. “Eighteen” – 3:37
  8. “Sixteen” – 5:48
  9. “Seven” – 3:28
  10. “Fifteen Part II” – 5:23
  11. “Eleven” – 7:28

Donde cabría destacar “Seventeen”, “Eighteen”, “Nine” o “Fifteen Part II” como las más representativas.

Es un disco, sin duda, interesante, donde se mezclan la originalidad y la experimentación de manera curiosa; un disco para esos días en que no sabes muy bien qué escuchar; un disco para dejarse sorprender.

– taho4, 18 de octubre de 2007.

INFO
Intérprete ¡Fordward Russia!
Título Give Me A Wall
Año 2006
Discográfica Dance To The Radio

Technorati Tags

Anuncios


El Chojin al desnudo: Striptease
abril 18, 2007, 7:10 pm
Filed under: Crítica, Crítica: Discos, Discos
El Chojin - Striptease

El Chojin

Striptease

EstrellaEstrellaEstrellaEstrellaEstrella vac�a

En esta nueva entrega, El Chojin nos lleva a través de un viaje introspectivo por su mente, que va desnudando poco a poco a la vez que nos deja ver el triángulo temático vertebrador del álbum donde cada vértice se corresponde con: el metarap, la denuncia social y el intimismo, respectivamente.

Empecemos el viaje por Striptease.

El álbum se inicia con una doble presentación (Introducción a Striptease y Psst, psst, que viene, que viene) en la que se aproxima al primer vértice temático: el rapeo acerca del propio rap, el “metarap”, invitándonos a llevar la cuenta del tempo al ritmo de 1, 2, 3, 4. Con las Diez obviedades sobre el sistema económico y social en el que vivimos consideradas aquí, nos adentramos por un momento en una desenfadada incursión por la vía de denuncia social que brotará con fuerza más adelante. Pero, por ahora, continuemos con el divertido tema acerca de la fama y sus “consecuencias” en (Qué pasaría) si mi chica se llamara Shakira, para tomar aliento y descansar un poco deleitándonos con el sincero intimismo de Ríe cuando puedas, desengañada y arriesgada composición con una guitarra como único acompañamiento de la voz, desnuda, con total ausencia de los típicos sonidos del hip hop. No nos detendremos mucho tiempo aquí, es hora de reanudar el camino del metarap con Vo-ca-li-za, destacable por su rápido y perfectamente vocalizado fluir verbal, en un claro vacile a los MCs que no se les entiende en sus raps. La veta intimista regresa a nuestra conciencia con Quisiera Ser, que nos invita a no soñar tanto y a vivir más y mejor sabiendo quiénes somos, sin tratar de ser lo que queremos ser y no somos.

Hechas las presentacions, ahora toca denuncia social: el temazo (Ven al) Club Duduá, plagado de ingienosa ironía delatora de una sangrante y espeluznante realidad, es el preámbulo para la petición de licencia para subir el tono en Grita!!; y la temática no es para menos: un grito contra la falsedad de las relaciones sociales, el mercantilismo, el odio, la envidia, el maltrato a la inmigración, la telebasura… La brillante y sugerente metáfora del juego Grand Thief Auto con el día a día en Madrid en G.T.A. Madrid pone el broche de oro al periplo subversivo.

Puestos sobre la escena los vértices del triángulo, es hora de mostrar sus lados, es hora de mezclar los temas para ofrecer “más de lo mismo, con un toque distinto”, empezando por el metarap de Quieres Más? y mezclándolo, primero con el toque intimista de Un toque distinto, auténtica declaración de intenciones y motivación del disco; y luego con denucia social en Aha, sí, aha, donde, junto con los de Black Bee, irónicamente se descalifican tópicos de hoy y de siempre.

Llega ahora un cambio de plano, el lado intimista con denuncia social se explora en En la ciudad, destacable, a parte de la letra sobre el paso del tiempo en una ciudad, por la inclusión de una guitarra como acompañamiento y una armónica en la intro.

Antes de cerrar el álbum, Put Your Hands Up devuelve el progatonismo al metarap, cuyo original comienzo al “estilo Cyrano de Bergerac” recoge las últimas reflexiones del Chojin acerca del movimiento. Como clausura, Autroducción de Striptease, una autobiografía de casi 9 minutos de duración en la que hace un interesante repaso por su vida profesional.

En resumen: buenas bases y buenas rimas al puro estilo Chojin. Son destacables tanto la agudeza de las letras (no hace falta escucharle varias veces para apreciar el ingenio de lo que dice) como el vigor de su música. Un trabajo conceptualmente concebido como una unidad, ya que, ¿a quién se le ocurriría cortar un striptease?

Striptease, en las tiendas desde el 9 de abril, es el noveno (¿o décimo?) y el último álbum, hasta la fecha, de El Chojin. Para más info, pichad en el enlace a su página web oficial, o si queréis escuchar el álbum online o ver fotos, pinchad aquí.

Y ahora también puedes disfrutar del primer vídeo extraído de este álbum. El tema escogido es “Quisiera ser” y lo puedes ver aquí.

– taho4, 18 de abril de 2007

INFO
Intérprete El Chojin
Título Striptease
Año 2007
Discográfica PIAS

Technorati Tags



NIRVANA
marzo 21, 2007, 6:45 pm
Filed under: Biografias

Nirvana

nirabove_00.jpg

1.- El grupo.

La descarada contundencia de David Grohl a la batería, la robustez domada de Krist Novoselic al bajo, y el desgarro vocálico unido a los bisturetazos de guitarra de Kurt Cobain hacen de Nirvana un acontecimiento sonoro único en el panorama musical de principios de los ’90: con Nevermind, y especialmente con su archiconocido “Smells Like Teen Spirit”, inician la expansión a nivel mundial de lo que hasta ese momento era punk underground y rock alternativo, dando origen a un movimiento al que los medios de la época se referían como “grunge”.

2.- Su historia.

El germen de la banda que sería Nirvana nace al conocerse Kurt Cobain y Krist Novoselic en 1985. Después de pasar por varios nombres (Fecal Matter, Skid Row, Pen Cap Chew, Ed, Ted y Fred…) y baterías provisionales (Matt Lukin, Aaron Burckhard y Dale Crover), fichan a Chad Channing como batería en febrero de 1988 y dan su primer concierto en Vogue (Seattle). El primer single de Nirvana, Love Fuzz/Big Cheese, grabado ese mismo año en la discográfica Sub Pop, fue producido por Jack Endino (uno de los responsables de la expansión del “grunge” desde Seattle al mundo, véase el apartado dedicado al “grunge”). De este sencillo sólo se editaron 1.000 copias.

En junio de 1989, Sub Pop edita el primer LP de Nirvana, Bleach, que cuesta unos ridículos 606,17 dólares. Vende 35.000 copias; suficientes para convertirse en favorito de las emisoras universitarias estadounidenses y del indie europeo. Este álbum está influenciado principalmente por The Melvins, Mudhoney, y el rock clásico de los años 70s de Black Sabbath y Led Zeppelin.

A comienzos de los 90 el grupo cambió el batería Chad Channing por Dave Grohl y David Geffen les contrató para DGC Records. En las sesiones de grabación de un nuevo álbum, tanto el productor, Butch Vig, como la banda coincidieron en que los resultados de las mezclas no eran satisfactorios, así que se las entregaron a Andy Wallace para que las mejorara. Wallace llevó el álbum a una altura completamente diferente, añadiendo capas de reverberación y otros efectos de estudio para que el sonido no fuera tan oscuro, haciendo desaparecer sus raíces indie y creando un rock más amigable a listas y radio. El resultado: Nevermind.

El álbum Nevermind, publicado en septiembre de 1991, recibió certificación de triple platino en los Estados Unidos en menos de seis meses. “Smells Like Teen Spirit” recibió alta rotación en MTV y llegó al lugar número 6 en el Top 100 de la revista Billboard, inspirando a un puñado de imitadores y llevando el sonido grunge y alternativo a los listados. La popularidad del rock alternativo, así como el fin de la era del hair metal, son atribuidos a Nevermind.

Con 12 millones de copias vendidas, el 11 de enero de 1992 el álbum alcanzó la cima del listado de álbumes de Billboard, quitando del primer lugar a Dangerous de Michael Jackson, un hecho considerado símbolo de la subida de la música alternativa sobre el pop. Además, la llegada de Nevermind ayudó a la entrada a las listas de varios álbumes de grunge como Ten de Pearl Jam y Badmotorfinger de Soundgarden. Ese verano, en pleno julio olímpico, España acoge la gira de Nirvana, que llegan a Valencia y Madrid.

El 15 de diciembre de 1992, Nirvana lanza Incesticide, un álbum de caras B y rarezas en donde se recopilan temas hasta el momento inéditos y que sólo se habían tocado en conciertos. Varias de las sesiones radiales de la banda en la BBC y material temprano no publicado empezó a circular por medio de los círculos ilegales de venta de música; en este sentido, el álbum sirvió para frenar a los involucrados en el negocio, que incluía a seguidores que grababan conciertos sin autorización.

nirvana_kurt.jpgDirigidos por Steve Albini (conocido por su trabajo en Surfer Rosa de Pixies) Nirvana regresó al estudio para grabar lo que sería su tercer álbum. El grupo quería dejar a un lado el sonido comercial del Nevermind y hacer algo que sonara mejor, menos artificial. El resultado de este trabajo dio frutos cuando el 21 de septiembre de 1993 es lanzado In Utero, este álbum se iba a llamar originalmente I hate myself and I want to die pero sus compañeros convencieron a Kurt para que escogiera otro, el que conocemos. Y en efecto, este álbum no sonó tan comercial. Aunque “Heart-Shaped Box” tuvo buena recepción por parte de las emisoras alternativas y mainstream, e In Utero debutó en el número 1 en la lista de álbumes de Billboard, el álbum no gozó del mismo éxito de Nevermind.

El 18 de noviembre de 1993 Nirvana grabó en Nueva York el acústico MTV Unplugged donde tocaron con ellos, como invitados de honor, los integrantes de los Meat Puppets; también tocaron versiones de los Vaselines, David Bowie y Eugene Kelly, entre otros.

A comienzos de marzo de 1994, tras un concierto en Munich (como parte de un tour europeo) Kurt Cobain viaja de vacaciones a Roma con su esposa. Allí, Cobain trata de acabar con su vida ingiriendo tranquilizantes con champán; de vuelta en Seattle, dos semanas después, la policía detuvo un nuevo intento de suicidio. El 30 de marzo, Kurt entra en la clínica de rehabilitación Exodus, en Los Ángeles. Pero el 1 de abril escapa y su madre lo declara desaparecido. El 5 de abril, Cobain se quita la vida de un tiro en la cabeza; un electricista encontró su cadáver tres días más tarde.

Después de la muerte de Cobain, en noviembre de 1994 se editó la presentación grabada un año atrás en MTV Unplugged, bajo el título de MTV Unplugged in New York.

Dos semanas después del lanzamiento del Unplugged, una compilación de vídeo llamada Live! Tonight! Sold Out!! fue publicada. Cobain había compilado una parte significativa del vídeo, que documentaba casi todo el tour promocional de Nevermind.

Para frenar la ingente cantidad de discos no oficiales editados por doquier y a modo de tributo a Kurt, sus compañeros recopilan una selección de canciones del grupo en directo que ve la luz como From the Muddy Banks of the Wishkah en octubre de 1996.

3.- Su música.

Las primeras composiciones del grupo estaban llenas de viñetas sobre la vida de Aberdeen, el lugar de nacimiento de Cobain, y crueles caricaturas de sus habitantes. Cobain no se sentía satisfecho con la actitud moralista de los grupos hardcore (que se oponían a las drogas y al alcohol) y se inclinaba por otros grupos que consideraba más subversivos: los Flipper de San Francisco, que practicaban un rock lento e intenso, los Scratch Acid de Texas, con ruidos distorsionados y canciones inidentificables, y los Butthole Surfers de Austin, salvajes, plenos de humor infantil y de pesadillas sónicas. De los primeros copió la estructura musical, de los segundos los gritos desgarrados, y de los terceros su libertad anárquica. Y de los Melvins heredó la devoción por grupos como Black Sabbath y Led Zeppelin, por su metal denso y sus ritmos lentos.

En su exitoso Nevermind refinaron su sonido consiguiendo acceder al gran público. A parte de “Smells Like Teen Spirit”, canciones como “Come As You Are”, “Lithium”, “Polly” o “Something In The Way” contrastan notablemente con el carácter más corrosivo de “Breed”, “Territorial Pissings”, “Drain You” o “Stay Away”. Este dualismo sonoro marca un hito en la genialidad del grupo, al combinar el más puro estilo grunge con un refinamiento magistral, haciendo que el conjunto suene de forma única e irrepetible y catapultando la marca “sonido Nirvana” a la posteridad.

El Incesticide realmente tiene poco que ver con su disco anterior en lo que a exquisitez musical se refiere, ya que, a pesar de seguir en la misma línea, se decanta más por una vuelta a un grunge más seco con temas inéditos y rarezas. Aún y así, la originalidad y creatividad de la banda se muestra en uno de sus mejores momentos, con temas tan contundentes como “Been A Son”, “Dive” o “Aneurysm”.

Aunque la muestra más notoria de originalidad y creatividad, como decíamos antes, está por llegar. Con In Utero consiguen una gran perfección sonora dentro de su estilo: una batería contundente, un bajo soberbio, una voz desgarradoramente emotiva y una guitarra descomunal; hacen de este disco uno de sus mejores logros.

De todos modos, es en los directos donde se puede degustar todo el potencial de la banda: From The Muddy Banks Of The Wishkah es un soberbio ejemplo del sonido Nirvana en estado puro.

4.- Acerca del grunge.

El uso de guitarras distorsionadas, melodías repetitivas, y batería pesada son los ejes generales que definen el “grunge”, cuyo surgimiento como género y la acogida masiva de la audiencia se considera como una reacción contra el dominio popular del hair metal, representado por bandas como Poison, Ratt, o Def Leppard, que habían estado dominando los rankings musicales, especialmente en los Estados Unidos, por varios años. La música grunge puede ser contrastada con las letras machistas del hair metal, ya que posee mayor sensibilidad, y una marcada conciencia social.

Nirvana en conciertoEl grunge fue acogido por la juventud por su simple desafío a las entonces normas culturales. El gusto por la ropa cara fue cambiado a favor de las franelas, jeans y las Dr. Marten o botas opuestas (especialmente en Inglaterra donde los jóvenes vestidos así son llamados grungers). El tradicional Rock and Roll asociado al lujo fue rechazado durante el tiempo que predominó el grunge.

El sello de Seattle donde Nirvana empezó a publicar sus primeros singles y el primer disco, Sub Pop, siempre trató de consolidar su reputación de sello de élite, que aumentó cuando editaron unas camisetas del grupo con la palabra “Perdedor” impresa en el frontal, en una época en la que el resto del país reverenciaba al prototipo de yupi triunfador.

Bruce Pavitt y Jonathan Poneman, ejecutivos, Jack Endino, productor, y Charles Peterson, fotógrafo, fueron los responsables del estilo Sub Pop y dejaron su impronta en Sub Pop 200, un recopilatorio de tres EPs, acompañado de un libro con fotos que consagró los pelos revueltos y las camisas de leñador como elementos definitorios de la imagen Seattle. Alguien, probablemente Poneman, bautizó a esta movida con el nombre genérico de grunge: chapuza. La aportación de Nirvana a la colección fue la extraña y atípica “Spank Thru”. Los críticos la ignoraron y se centraron en las aportaciones más agresivas de Tad, Mudhoney y Soundgarden.

Una copia de Sub Pop 200 llegó a manos del crítico más importante y veterano de la escena musical británica, John Peel, que se encargó de publicitar el disco en su programa de la BBC y su columna del diario “The Observer”. Rápidamente el interés de la prensa británica se desplazó de Manchester a Seattle, presentándose la movida Seattle como el acontecimiento musical de la década. Sin embargo, mientras en Gran Bretaña la prensa musical se deshacía en elogios sobre el sonido Seattle, lo cierto es que poca gente en la propia ciudad había oído hablar de Mudhoney, y que nadie mencionaba a Nirvana en la prensa local. Sólo Soungarden contaba con una relativa celebridad. Este enfoque marcó el inicio de la expansión del grunge por todo el mundo.

5.- Su legado.

No cabe duda el admitir que el alma de Nirvana era Kurt Cobain. La gente admiraba a Cobain porque sus canciones capturaban lo que todo el mundo sentía incluso antes de que lo sintieran. Sus batallas –con la droga, con la fama, con su propia identidad- resumieron el drama generacional de una época. Kurt, que desde la infancia se había sentido marginado, estaba atónito –y confundido, y asustado y asqueado y, para decir toda la verdad, no del todo molesto (nadie forma un grupo con la idea de permanecer siempre en el anonimato) ante la idea de haberse convertido en una estrella. Sus contemporáneos no veían nada malo en que Cobain recorriera la tribuna de las estrellas del rock a trompicones, que le gustara más interpretar el papel de tonto que el de héroe, que consumiera drogas para obtener alivio en lugar de placer.

Pero, sea cual sea la importancia de Cobain como símbolo, hay algo que está claro: él y su banda, Nirvana, marcaron el fin de una época y el principio de otra en el mundo del rock & roll. En esencia, Nirvana transformó los ochenta en los noventa.

Por supuesto, no lo hicieron ellos solos –el cambio cultural nunca es tan simple. Pero no cabe ninguna duda: en 1991, Smells Like Teen Spirit marcó un momento definitorio en la historia del rock. Una canción política que no menciona la política, un himno cuya letra no se entiende, un éxito enormemente popular que denuncia el comercialismo, un grito colectivo de alienación, fue el (I Can Get No) Satisfaction para un tiempo nuevo y una nueva tribu de jóvenes desengañados. Fue un ‘que os den’ gigante, una declaración extremadamente satisfactoria sobre la incapacidad de estar satisfecho.

nirvana_foto02.jpg

DISCOGRAFÍA:

  • Bleach (1989)
  • Nevermind (1991)
  • Incesticide (1992)
  • In Utero (1993).


Discografía póstuma:

  • MTV Unplugged in New York (1994)
  • Singles Box (1995)
  • From The Muddy Banks Of The Wishkah
  • Nirvana (2002)
  • With The Lights Out (2004)

Otros discos póstumos:

  • serie Outcesticides
  • Live At Coliseum, Seattle, 09-11-1992
  • Live in Europe, 1994
  • A Season in Hell
  • The Ultimate Collection
  • The Very Best
  • Tribute to Nirvana

 

Por taho4

Technorati Tags